Una adolescente palestina más en prisión

Ahed Tamimi tiene 16 años. Esta joven de pelo rizado y color trigueño fue detenida por el Ejército en Cisjordania en diciembre. Es uno de los 311 menores encarcelados en Israel

MERCÈ RIVAS

De la noche a la mañana, Ahed Tamimi se ha convertido en un símbolo no sólo por su rabia y coraje sino por su aspecto. No tiene rasgos palestinos, podría ser israelí, norteamericana o alemana. Es muy posible que la mayoría no sepan de quién estoy hablando. Como mucho la pueden haber visto en algún informativo, pero Ahed es una de los 311 menores de edad palestinos que se encuentran encarcelados por Israel. Insisto, todos ellos son menores de edad.

Ahed es una adolescente de 16 años de pelo rizado y color de pelo trigueño que fue detenida por el Ejército de Israel en Cisjordania el pasado diciembre. Tiene una mirada desafiante, mucho coraje y una amplia experiencia política ya que se ha criado en un entorno familiar muy luchador por los derechos de los palestinos.

Tras ser detenida, de noche, mientras el Ejército allanaba su casa junto a su prima, pasó a una celda como si de un adulto se tratase. No olvidemos que la Asociación de derechos civiles de Israel afirma que estos menores suelen seguir en prisión hasta que termine el sumario. Eso suele ser la norma en contra de la declaración de los Derechos del Niño de la ONU. Al mismo tiempo, UNICEF constata «el maltrato de niños y niñas palestinas en el sistema militar de detenciones israelíes como algo sistematizado e institucionalizado».

Ahed, furiosa y desafiante, se enfrentó a los militares armados tras ver cómo su primo Mohamed de 15 años era atacado. Una bala recubierta de goma quedó alojada en su cráneo, y los cirujanos tuvieron que practicarle dos operaciones para extraérsela. Antes de eso, con tan solo 10 años vio cómo detenían violentamente a su hermano.

Tras su detención pasó por tres cárceles mientras que organizaciones de derechos humanos denuncian que fue presionada para declararse culpable. Cualquier muchacha de 16 años que vive a escasos kilómetros de Ahed y que tiene nacionalidad israelí puede vivir su adolescencia de forma muy diferente estudiando, divirtiéndose con sus amigos, haciendo deporte pero en solo 50 kilómetros de distancia la vida puede ser muy diferente.

Muchos de los adolescentes arrestados lo han sido bajo «detenciones administrativas» por lo que los encarcelamientos se efectúan sin cargos ni juicio previo. ONGs israelíes (como B'tselem y HaMoked), especialistas en el tema, afirman que esos niños y niñas son obligados a permanecer en silencio, y privados de la compañía de sus familiares durante los interrogatorios.

La detención de la joven el pasado 19 de diciembre dio origen a la campaña #FreeAhed en las redes sociales. Su padre Bassem afirmó: «Ahed es una chica fuerte y valiente, y estoy orgulloso de la firmeza de mi hija, pero cuando la vi sentada en el Tribunal Militar israelí me sentí impotente y asustado por ella. Me duele mucho ver a mi hermosa hija encarcelada en un tribunal militar que ve y trata a los palestinos como menos que humanos». Y es que esta joven trigueña de pelo rizado puede pasarse años en la cárcel. De momento «está aislada, no está en contacto con sus padres. La llevan esposada de pies y manos», detallan familiares. La joven se enfrenta a 12 cargos y a una condena que como ya comentaba se prevé dura.

Pero Ahed no es una niña desconocida en España. Estuvo en Castellón, junto a dos hermanos y su padre, invitados por una familia española a un campamento de verano. Posteriormente fue al Parlamento europeo, para hablar sobre la situación de las mujeres palestinas.

Ahora, entre rejas, su estrategia pasa por el silencio porque no reconoce al tribunal. Su valentía, con 16 años, le está sirviendo para convertirse en icono de la resistencia. «Las autoridades israelíes deben poner en libertad a una chica de 16 años que podría ser condenada hasta a 10 años de cárcel en relación con un altercado con soldados israelíes que tuvo lugar el mes pasado en la Cisjordania ocupada», ha dicho Amnistía Internacional.

«Su detención y juicio ante un tribunal militar muestran el trato discriminatorio hacia menores palestinos que se rebelan contra las fuerzas de ocupación», añade Magdalena Mughrabi, de AI.

En líneas generales, es tal la agresividad hacia los presos palestinos en general que La Knesset (Parlamento de Israel) ha aprobado recientemente un proyecto de ley para que se instaure la pena de muerte para los presos palestinos con 52 votos a favor y 49 en contra. El proyecto fue presentado por el partido ultraderechista israelí, liderado por el ministro israelí, Avigdor Lieberman, famoso por sus posturas radicales y anti palestinas. Sólo nos queda la esperanza de que el propio parlamento, tras pasar tres rondas de votación pendientes, no prospere. Hasta el momento el documento no habla de los menores.

Fotos

Vídeos