ACELERA

JESÚS REINA

Hace más de dos años que no voy a un pleno de mi ciudad, y aunque pienso que es un saludable ejercicio democrático, la falta de tiempo me impide asistir a semejante escenificación de los que dirigen el rumbo de Dénia, en general, fieles a un liderazgo político más acostumbrado al mensaje que a la acción. Reconozco que los estadistas locales me tienen desorientado. En el penúltimo pleno todos los grupos votaron a favor de alegar contra el Plan de Acción del Litoral, pidiéndole entre otras cosas a Conselleria, que desclasifique terrenos en la zona de les Deveses, aunque desconozco si alguien preguntó por la responsabilidad patrimonial, y que probablemente alcanzará decenas de millones de euros por las nuevas ventanas al mar que no teníamos.

Aturdido todavía por las consecuencias de una propuesta proteccionista que rehuye de la economía, el pleno de la semana pasada se sorteó con doble salto mortal y giro en favor de la rentabilidad mercantil, un alegato por la viabilidad ferroviaria defendida por los sabios de la universidad de los de cobrando, aunque para ello se tenga que imponer una barrera lineal entre la Xara y el Montgó, cruzando el área de amortiguación del Parque hasta el área socio sanitaria de la Pedrera.

Han pasado doce años desde que Joan Gasquet, entonces alcalde de la Xara por el Bloc, defendiera la lucha vecinal contra dicha infraestructura. Posteriormente, y previa modificación de ubicación por una menos impactante sobre los límites de Dénia y Pedreguer, el hoy Presidente de la Junta Rectora, manifestó que sería en caso de ejecutarse el planeamiento que contemplaba dicho emplazamiento y otras conexiones, «el mayor atentado ecológico de la ciudad». Pero las aguas están en calma, porque aquí nadie oposita a progresista, salvo los entendibles ramalazos de Sergio Benito, al que entiendo sólo por deformación profesional, pero que con preguntas comprometidas provoca a un gobierno que nos invita a pisar el pie del acelerador para que llegue el tren, aunque para eso haya que fragmentar silenciosa e irreversiblemente el Parque Natural.

Fotos

Vídeos