Las Provincias

ITALIANAS

Me pregunto si en 'Supervivientes' hay un retén de psiquiatras y psicólogos de guardia, porque menuda recua. «Mi desquiciada favorita a punto de saltar», decía Jorge Javier Sánchez cuando Alba Carrillo estaba en el helicóptero. Y ella: «Aquí hay mucha desquiciada, espero seguir siendo tu favorita». Se refería sobre todo a Paola, una italiana que acabamos de descubrir con bastante estupefacción (por el hecho de que vaya en biquini y no con camisa de fuerza). El estreno de 'Supervivientes' fue un aburrimiento. Todo previsible, todo engrasado, todo blandito. Y encima una canción de Vanesa Martín. ¿Por qué? ¿No tenemos bastante con 'Las chicas del cable'?

Sí hizo un estupendo 24,4% de cuota de pantalla, pero también fue el estreno menos visto de todas sus ediciones. Cosa que no me extraña con esa cantidad indecente de anuncios desde el principio. Si no hubiera sido por el bañador y el contorno del exmarido de Karina. Porque escuchar a ese cromañón llamado Iván que decía: «No tengo amigas porque me las tiro a todas». O: «Lo que más me gusta de mí es mi cara y lo que menos aún no lo he encontrado». Escucharlo, digo, no da para mucho. Deberían comérselo.

Lo mejor de 'Supervivientes' ya había pasado antes, dando la razón a Lucía, la madre de Alba Carrillo («Me asusta más la convivencia que la supervivencia»). Estaban conviviendo en un hotel con esa Paola que se volvió loca porque no tenía habitación. Loca como Hulk, no como Zelda Fitzgerald. Levantando mesas. No sé cómo seguirá de lo suyo o si habrá que evacuarla e ingresarla, pero Paola, bendita sea, es una nueva muestra de algo que lleva mucho tiempo pasando en los 'realities' españoles. Y quizá en la vida. Los italianos son puro relleno desde Torrebruno (los últimos, Fede Rebecchi y Marco Ferri en GHVIP). Pero las italianas, ay, las italianas. A ver, Carmen Russo, Elisa de Panicis (cómo fue cuando quiso abandonar 'Supervivientes' porque no podía peinarse), Elettra Lamborghini (GHVIP) y esta Paola grillada. En todos los programas debería haber una italiana. Ojalá aguante hasta que Terelu llegue a la isla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate