Las Provincias

Señor presidente

Lo creo un buen dirigente para llevar España hasta esa posición elevada que todos deseamos. Cuando en el Parlamento no se aprobó la ley para los estibadores se insinuó lo de las elecciones anticipadas. Le apoyé en mi pensamiento, ya que pensé por usted: «No quieren apoyar los decretos, no están conmigo aquellos que prometieron hacerlo, pues adiós, que se apañen». Pero al hablar con una madre de estibadores me enteré del problema: unos chinos quieren comprar parte del Puerto (dinero rápido) para poner sus normas (a largo plazo, una conquista pacífica y, dentro de nada, España una colonia china).

No creo que quiera eso, por lo tanto hay que pensar que si quiere nuevas elecciones es porque los que le traicionaron son sus mismos ministros (con sus mejores intenciones). El dinero igual que viene se va, pero los ideales, una vez se pierden, cuesta mucho reconquistarlos. Hay que sentarse y hablar confiando unos con otros sin dejar en manos extrañas la solución de los problemas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate