Las Provincias

Otra que no sabe

Otra esposa no sabe nada y todos recelan. Ahora se trata de Marta Vallès, la de Félix Millet. No sabía que el dinero del que disfrutaban saliera del Palau. Vuelven a sonar la infanta Cristina y Ana Mato, como si estas costumbres maritales fueran de ayer. Que tu mano derecha no se entere de lo que hace la izquierda de tu marido es normal. Hasta principios del siglo XIII, todo varón casado que quisiera ir a una cruzada necesitaba el permiso de su esposa. Abajo el mito de que las mujeres medievales carecieran de capacidad de acción o de presencia social (lo cuenta Christopher Tyerman en 'Cómo organizar una cruzada'). Pero que hoy las mujeres sean sujetos de pleno derecho no quiere decir que los ejerzan. Aunque sean administradoras y firmen cuentas. Rodríguez Zapatero ha dicho a Alsina que Susana tiene madera de líder. Hay mujeres que dejan hacer y firman lo que les ponen. Eso es más fácil de creer que Susana con madera de líder. Será aglomerado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate