Las Provincias

ORWELL DE NUEVO

Como suponemos que usted no va a resistirse a 'meter la mano en el cazo', esto es, a la corrupción, sea a escala menor o a escala mayor, le ofrecemos los siguientes consejos: vigile sus conversaciones telefónicas, no utilice billetes de 500 euros, no cuente lo que está haciendo a nadie, etc. Bueno, esto no se ha dado todavía, pero todo se andará comprobando el afán de los gobernantes de controlar las conductas de los ciudadanos.

Por ejemplo, el intento -menos mal que abortado- de señalar cómo deberían vestir las falleras y comportarse en público. Como soy el ético actual -el dictador- señalo lo bueno y lo malo que debe hacer cada cual. ¿La libertad? La libertad la controlo yo, que para eso mando y poseo la verdad única.

Por ejemplo, los folletos y carteles divulgados en Castellón -retirados, pero con el daño ya hecho-. Consejos para usar las drogas en las fiestas. O lo que es lo mismo, consejos para facilitar el consumo de drogas y evitar algunos peligros. Y digo algunos peligros. Porque el principal peligro del consumos de drogas es precisamente. ¡el consumo de drogas! Que cada cual es libre de consumir drogas a pesar de las consecuencias, es evidente. Pero quienes mandan, deben precisamente advertir con claridad que el consumo de drogas daña a la salud, que el consumo de drogas atenta al ejercicio de la verdadera libertad, que es la libertad responsable. No, le advertimos que si consume drogas, tome algunas precauciones. Todo se andará, todo se andará, y llegaremos a ver como se aconseja robar la cartera pero con cuidado...

La obra satírica de Orwell sobre el régimen comunista describe la nueva tiranía ejercida por el nuevo grupo dominante. ¿Ha resucitado Orwell? Más bien creo que estamos asistiendo al fenómeno de la imposición del pensamiento y de la conducta únicos por quienes nos consideran a los ciudadanos casi casi analfabetos y casi casi pobrecitos a los que hay que enseñar imponiendo. Nosotros, los ciudadanos, a obedecer; ellos, gobernantes, a controlar. ¿Hasta cuándo?