Las Provincias

EN LO PEOR DEL INFIERNO

Una década. A medida que suma años, Carlos Pajuelo de Arcos, autor de chispeantes artículos en LAS PROVINCIAS, se muestra más activo y ambicioso como narrador. Desde 2007 ha publicado 'La coz', 'El pirómano', 'Mía o muerta', 'El caso Dionisio Capforça Luqui.', 'El demonio del mediodía, 'El crimen de la calle del Salvador', 'El tetrapléjico', 'Asesinar a un jesuita' y ahora 'La Maroma del exilio'. Nueve novelas en una década. Detrás de ese ritmo asombroso hay mucha investigación, un tenaz trabajo de escritura diaria y la imaginación de un fabulador de argumentos germinados en su mente de manera rápida o lentamente en noches de insomnio.

'La Maroma del exilio'. La nueva novela de Pajuelo testimonia el sufrimiento de quienes tuvieron que exiliarse al final de la Guerra Civil española. «Un padecimiento», afirma Carlos, «exacerbado por el ruin comportamiento a cargo de funcionarios franceses del Gobierno de Vichy». La Francia pro-Hitler. El libro se abre con un aforismo de Dante: «Los lugares más calientes del infierno están reservados para aquellos que en tiempo de crisis moral mantienen su neutralidad».

Calderón. Sí, lo peor del infierno se reserva a veces para los que mantienen cobardes equidistancias. Calderón de la Barca les condenó a la soledad: «Si la neutralidad sigo,/ a andar solo me condeno, / porque el neutral nunca es bueno/ para amigo ni enemigo».

Voltereta. Por cierto, la palabra 'maroma' tiene dos acepciones principales. Una: «Cuerda gruesa de esparto o cáñamo». Dos (en países americanos): «Voltereta política, cambio oportunista de opinión o partido». 'La Maroma del exilio' se presenta este miércoles, a las siete y media de la tarde en el Colegio Mayor Rector Peset. Pajuelo, siempre divertido, dice: «Tengo mucho que contar. Venid con ganas».

Emergentes. Leo en facebook: «Solo se habla de los artistas 'emergentes', esos que Urroz describió como sexys. Pero yo me pregunto: ¿dónde están los artistas 'de media carrera/trayectoria', no tan jóvenes ni tan sexys?» (Mª de los Ángeles Carlota Abarca). Urroz es el director de ARCO.

Purgatorio. Hago mía la pregunta retórica de Carlota Abarca: los museos de arte contemporáneo ahora solo prestan verdadera atención a los emergentes y a los clásicos. La gran mayoría de artistas nacidos en los 60 y 70 habitan actualmente no en lo peor del infierno, no exageremos, pero si en las sillas más incómodas del purgatorio.

Palabras. Un amigo joven me pide un consejo literario. Le doy uno que tengo como primera prohibición en mi libro mental de estilo: «Jamás emplees la palabra multidisciplinar». Las palabras mixtas y largas hay que usarlas con pinzas. Si no se utilizan, mejor. «Sobre todo, lo de multidisciplinar ni se te ocurra», le reiteré. En un principio no me hará caso. Con el tiempo, me lo hará.

Max Aub. La alcaldesa de Madrid destituye a Celia Mayer como concejala madrileña de Cultura. Quitarle el nombre de Max Aub y Arrabal a las salas teatrales del Matadero han agotado la paciencia de Carmena. Sospecho que los adanistas políticos no han leído a Max Aub. De haberlo hecho no habrían cometido tamaña grosería. No hay que morder la memoria de quien nos da de comer (ideológicamente). Los infernales conceptos de moda ('multidisciplinar', 'relato transmedia') les tienen mareados. Les dieron votos, pero empiezan a crearles serios problemas.

Frase. Nos acostumbramos a frases hechas no muy veraces. Oímos o leemos: «Fulanito hizo unas declaraciones que no dejaron indiferente a nadie». Muchos podrían levantar la mano y decir: «A mí me han provocado una indiferencia absoluta». Si Fulanito no nos interesa, nos da igual que diga una cosa o la contraria.

Olga Guillot. En 'Tu cara no me suena todavía', Cristobal Garrido hace una soberbia imitación de Olga Guillot (1923-2010). Mónica Naranjo, miembro del jurado, se emocionó. Yo también. Me pregunté la razón de mi leve lagrimeo. Busqué una respuesta grata. Lo nuestro no era senilidad: habíamos asistido no a una imitación de Olga Guillot, sino a su resurrección. La gran bolerista cubana había salido del cielo, del purgatorio o de lo peor del infierno y estaba de nuevo entre nosotros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate