Las Provincias

QUEDAN SIETE PARTIDOS

Como escribo esto antes de que termine el partido de anoche, espero que el resultado terminara como empezó. Un Valencia de Prandelli con pocos cambios siempre será mejor que un Leganés con rotaciones y en este caso también con bajas. Siempre. Y encima con gol inicial a favor. Lo contrario sería ya lo que nos faltaba. La Copa es el torneo. Siempre miro estos días a cuántos partidos está el Valencia de la final y no concibo por qué los entrenadores la tiran deliberadamente tantas y tantas veces. Mucho más este año. Porque la temporada de Nuno se tiró pero aun existía la excusa del objetivo Champions para tapar el desaguisado. Pero este año no hay nada.

Y me molesta que alguien se llegue a preguntar si el Valencia debe apostar por la Copa o, como en la Liga va mal, debe centrarse en salvar los muebles de una hipotética lucha por el descenso. Miren, para mi es una milonga que no se sostiene. La Copa se disputa en un mes y medio si llegas a la final y, como está la Liga española, llegar a la final es casi tener billete europeo para la siguiente temporada. Que se lo digan al Athletic los últimos años. Un premio gordo increíble para el curso que lleva el equipo de Prandelli. Y todo por jugar ocho partidos -ya siete- de los cuales si tienes suerte en el sorteo (clave como siempre) te plantas en semifinales como el año pasado. No me dirán ustedes que el Valencia va a descender por jugar seis partidos más entre enero y febrero y así luchar por el torneo. Que diga eso el Leganés, que tiene plantilla para luchar por la permanencia, vale. Que lo diga el Valencia me parecería un insulto para una afición falta de todo aliciente deportivo hasta el día de hoy.

Y luego está lo del descenso. Sobra decir que el equipo está ahora mismo metido en ese lío. Del mismo modo que lo estuvo el año pasado durante una semana; el tiempo que pasó desde que el Valencia de Ayestarán perdió en Las Palmas hasta que ganó una semana después al Sevilla en Mestalla. Y se acabó la zozobra. En mi opinión, estamos en las mismas. El club está en una deriva de proporciones considerables y no está abajo por casualidad. Pero su situación clasificatoria se me antoja del todo circunstancial. Prandelli ha ganado un partido de cinco y su Valencia no ha entrado en descenso. Es la Liga que tenemos. Los de abajo no ganan casi nunca y con poco sales del lío rápidamente. Entre la pobreza de los de abajo y que veo poco a poco mejora en el proyecto Prandelli (me gustó mucho en Sevilla) no veo al Valencia a largo plazo en la pelea del descenso. Saldrá de ahí y no volverá más. Y si se ficha bien en enero mirar a Europa no será una utopia. Que esto es muy largo. Con sinceridad lo digo.

P.D. Minuto tres, primer balón que toca, gol de Munir. El 'nou nou' -si juega- marca de nou.