Las Provincias

A los pesimistas

El viernes salí del trabajo (en el cual me pagan 1'15 euros la hora), y fui a un par de tiendas para ver qué ofertas habia por lo del Black Friday. Por el camino tuve que abrirme paso a patadas entre los cientos de muertos que fallecen por culpa de los recortes. En las tiendas no había nadie ya que la precariedad laboral no permite ese tipo de lujos, había dos trabajadores y por la cara que tenían imagino que en unas condiciones similares a la esclavitud. Por la calle nadie hablaba ni se expresaban libremente por miedo a la 'ley mordaza'. Cuando me dispuse a cenar me dijeron en el restaurante que no tenían pan por falta de harina, sólo nos han podido servir un caldo de hueso de cerdo debido a los saqueos de anoche por parte de los millones de niños hambrientos que campan por este país... Un desastre. Me estoy planteando comprarme un billete a Venezuela (el paraíso bolivariano con el que tanto anhelo hablan algunos 'políticos' asesores del actual régimen) ya que por lo que tengo entendido allí hay bastante trabajo y la situación nada tiene que ver con la de aquí... Y pienso que los que tanto criticáis este país y realmente pensáis que ésta es la situación en la que estamos, deberíais ir cogiendo camino al aeropuerto más cercano.