Las Provincias

El cruce de la muerte

Soy un estudiante valenciano de Bachillerato, paso todos los días, dos veces, por el cruce de la muerte. Cruce que une la Avenida Blasco Ibáñez con la calle del Doctor Gómez Ferrer. Realmente es un sitio propenso para que haya un accidente. La presencia de un hospital y la cercanía de la Universidad hace que se junten un gran número de personas. A lo que hay que añadir la gran velocidad a la que vienen los coches de ambas direcciones, un carril bici mal diseñado y una parada de metro. Me parece que el Ayuntamiento Valenciano no se ha tomado lo suficientemente en serio este punto. Y parece no ser razón suficiente el alto número de accidentes para mejorar la señalización de dicho cruce. Me resulta sorprendente que las luces de seguridad puesta en el suelo como medida de seguridad no funcionen. Tampoco hay nunca policía organizando el tráfico. Este punto debería ser prioridad para asegurar la seguridad de todos y no otras medidas como el aumento del carril bici por toda la ciudad o parking de motos.