Las Provincias

Dos siglos en el Reino Unido

Se cumplen dos siglos de la presencia de las naranjas valencianas en el mercado británico. Lo sabemos porque hace exactamente cincuenta años se celebró el 150 aniversario, conforme lo contó LAS PROVINCIAS el 26 de noviembre de 1966. Por tanto, ahora, medio siglo después, dos siglos justos. Que ya es. A ver qué otra actividad económica puede sacar pecho con trayectoria parecida, con tanta solera, manteniendo el Reino Unido como uno de los países preferentes para nuestras naranjas, mandarinas y limones, contra viento y marea: a pesar de sucesivas trabas aduaneras, reiterada concesión de favores a los competidores, bloqueos navales por las dos guerras mundiales..., hasta la actual inquietud por lo que pueda derivarse del 'brexit'.

Entre tantos problemas que se tuvieron que superar a lo largo de dos siglos, desde los tiempos realmente históricos en que los primeros exportadores se arriesgaron a surcar los mares en frágiles veleros, y sin saber inglés ni conocer costumbres de los potenciales clientes, ya parece milagroso que hoy en día se pueda mantener el estandarte de la naranja valenciana, en las islas y en el resto de Europa, cuando cunde el olvido colectivo por lo que representa este hito histórico y nadie parece acordarse de la efemérides. En cualquier otro ámbito con menos méritos no se descuida la ocasión de aniversarios nimios para sacarle jugo publicitario. De hecho lo vemos de continuo: cuarenta aniversario, treinta y cinco años, veinte, o dieciséis y medio... Cualquier motivo vale para exprimirlo al máximo. En cambio, con estos dos siglos a cuesta nadie saca pecho en un sector que es líder de exportación y en continuo aumento, a pesar de tantos obstáculos a superar, donde destaca la propia desidia interna. Hace 150 años se celebró por todo lo alto en Londres.