Las Provincias

TEATRO HECHO POR FALLEROS

El concurso de teatro en lengua valenciana que convoca y organiza la Junta Central Fallera continúa con sus buenas veladas en el Espai Cultural La Rambleta, una sala con prestaciones de última generación a disposición de los falleros y esto también hay que destacar a la hora de valorar las actuaciones de los grupos artísticos que se esfuerzan, con mayor o menor acierto, en representar con dignidad.

El fallero no es más que un amateur que se involucra por amor al arte de Talía sin miras económicas ni profesionales y quizá no se dé cuenta que en cada ensayo y posterior representación está haciendo cultura con un fondo social. Esa es su grandeza frente a los que de forma peyorativa critican sus representaciones teatrales con la manida frase: «.es que son falleros», haciendo gala de su desconocimiento y necedad. Teatro solo hay uno y en este caso lo hacen los falleros. No es teatro fallero.

La delegación de Cultura de la Junta Central Fallera, en su proyecto de promoción y ayuda a ese ambiente de la cultura teatral da el banderazo de salida al Certamen Literario de obras de teatro inéditas y Apropósitos en Lengua Valenciana, con dotación económica y nos sorprende con el concurso dedicado al microteatro, auténtica novedad también dotado económicamente. Un gratificante incentivo para los creadores.

Y en ese camino de gratas novedades, aparece la recuperación del Teatro Estable Faller. Bienvenido sea. Y digo recuperación porque los que hemos vivido intensamente el ambiente teatral y hemos participado en él nos acordamos como en 1984 la Junta Central Fallera crea el entonces denominado Teatre Estable de les Falles que pone bajo la dirección de mi buen amigo José Luis Campos, con la intención de aglutinar actores y actrices de diversos grupos teatrales.

Como un recuerdo final destacar que se pusieron en escena, entre otras obras, 'Roses roges per a mi'; 'El verí del teatre' y 'L'inspector'. La verdad es que el proyecto duró muy poco pues en febrero del año 1985 desapareció. Esperemos que en esta ocasión no suceda lo mismo.