Las Provincias

El shock de Puig

El presidente de la Generalitat Valenciana sintió un inmenso shock al enterarse del triunfo de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos. En mi humilde opinión, Donald Trump tendrá infinidad de defectos y se cree el dueño y señor del mundo, cuando posiblemente de no ser por sus millones jamás hubiera podido llegar a la presidencia, pero tiene una cosa que para los estadounidenses está por encima de todo: el convencimiento absoluto de que puede fomentar la creación de empleo y ofrecer más seguridad en materia de terrorismo, que es lo que los norteamericanos necesitan. El PSOE sólo sabe vivir del cuento. Sus políticas sociales son demagógicas, oportunistas, populistas; sustentadas en el sentimiento de odio y rencor entre los españoles utilizando la discriminatoria memoria histórica de la que ha hecho su estandarte. No sabe crear empleo, sólo ofrecer subsidios vitalicios a personas que prefieren cobrar 400 euros sin ir a trabajar que 800 euros trabajando y cotizando a la Seguridad Social. Porque el progreso, el empleo, la responsabilidad, la estabilidad y la garantía de las pensiones, el control del gasto público, a los socialistas no les interesa para nada.