Las Provincias

Los fondos se mantienen

La Comisión Europea anunció ayer que no congelará los fondos estructurales y de inversión que corresponden a España y Portugal en 2017 tras evaluar las medidas adoptadas para atajar el déficit. Es la segunda vez que nuestro país se salva de sanciones europeas por la misma causa, ya que tampoco se materializó la multa por el déficit excesivo. La amenaza de retirada de los fondos ha suscitado polémica por la pertinencia de tales sanciones. Los fondos estructurales tienen por objeto facilitar la convergencia de los países con los promedios comunitarios, por lo que si se congelan se interrumpe este designio y se causa un severo perjuicio a unos Estados que ya se hallan en dificultades. De hecho, está cada vez más en cuestión el papel sancionador de las instituciones europeas, cuando de lo que se trata es de que los países miembros disfruten de facilidades por el hecho de pertenecer a la Unión y no estén solamente sometidos a rigurosas disciplinas, no siempre razonables.