Las Provincias

JOSELITO EN LA CATÓLICA

El pasado viernes estuvo en Valencia José Miguel Arroyo 'Joselito'. Participó en una charla en la Facultad de Veterinaria de la Universidad Católica. De su intervención extraemos algunas de las reflexiones que dejó al hilo de preguntas de los muchos aficionados y alumnos de la Escuela de Tauromaquia que acudieron para oír al espada retirado. El acto estuvo organizado por la Asociación de Abonados y Aficionados y contó también con la participación de Enrique Martín Arranz y del magistrado Mariano Tomás, siendo presentados por el doctor Rafael Roca, cerrando el acto el vicedecano de Veterinaria, Antonio Calvo 'Montoliu'.

Joselito y el toreo actual: «Los toreros nuevos están tremendamente preparados. Dominan la técnica de la lidia tanto y tan bien como pudieran hacerlos las figuras ya consagradas de antaño y son, bajo mi punto de vista, más valientes que nunca, pero no emocionan como antes». Extendiéndose: «La lidia ahora es muy previsible. Se transmite a los tendidos tal seguridad y dominio de la situación, que no hay lugar para la emoción que genera el factor sorpresa». Concluyendo: «El toreo es un arte que hay que expresar apoyándose en una técnica, pero ésta sólo debe servir para que afloren los sentimientos, la personalidad de cada cual».

Martín Arranz y los antitaurinos: «El toreo, y aquí estamos todos incluidos, ha estado muy cerrado en sí mismo. Nos hemos olvidado de divulgar los valores de la Tauromaquia. Ahí radica el primer gran problema que tenemos hoy con quienes nos cuestionan. Porque lo hacen desde el desconocimiento. Hay que emplear recursos para que esas personas que critican, conozcan la Tauromaquia, y si después siguen negándonos, serán muy libres pero nosotros tendremos los deberes hechos».

Mariano Tomás y Cataluña: «No soy nada optimista. La sentencia del Tribunal Constitucional deja a los distintos políticos que intervienen en la organización de los festejos la potestad de autorizar. Y estos políticos es evidente que no están por la labor».

Para cerrar, decir que este tipo de actos y reflexiones se agradecen. Sirven para mejorar los conocimientos y darle entidad a los argumentos de las partes.