Las Provincias

Empleo sin calidad

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha publicado un informe sobre el trabajo precario en el mundo, que engloba los contratos temporales, a tiempo parcial y subcontratados, donde España ocupa un puesto destacado. Si tales empleos son el 11% en promedio en 150 países, en España hemos alcanzado el 25%. Y el problema iría seguramente a más si el Tribunal de Justicia de la Unión Europea no hubiera advertido a España de que no puede discriminar a los trabajadores por la duración de su contrato, tesis que ya han empezado a aplicar los tribunales españoles. La OIT alerta de que los trabajos precarios representan una desventaja salarial de hasta el 30%, de que quienes los desempeñan tienen más dificultades para ejercer los derechos fundamentales o para tener acceso a las prestaciones de Seguridad Social y a la formación profesional, e incluso de que sus tasas de accidentes laborales son más altas. En definitiva, nuestro país debe conciliar la creación de empleo con una mejora de la calidad del mismo; de lo contrario, estaremos entrando en un túnel de deterioro social que nos marginará del resto de los países desarrollados.