Las Provincias

VANAGLORIADO Y EN UN ALTAR

Una se imaginaba a Trump entrando en la Casa Blanca como John Goodman en 'El ala oeste' (Glen Allen Walken, portavoz republicano en el Senado, llegó a la presidencia durante el secuestro de la hija de Bartlet). Pero como Trump llevaba al lado a Melania, más bien parecían Poldark y Demelza llegando a una casa señorial de Cornualles. Y por supuesto me refiero a la altísima Eleanor Tomlinson, la Demelza de 2015, no a la diminuta Angharad Rees, la de 1975. Había seis personas en Estados Unidos que no sabían quién había ganado las elecciones: los concursantes de 'Gran Hermano'. Los reunieron para comunicárselo. Una voz femenina les contó con un poco de misterio que Donald Trump era el futuro presidente. No se lo creían. Pensaban que era una broma. Como si les hubieran dicho que el nuevo presidente era el demonio de Tasmania. «La mayoría de los que votan son gente mayor, blanca y republicana. Gais, minorías. ¿dónde estabais para votar?», decía una. Pidieron quedarse los próximos cuatro años en la casa.

De la casa del 'Gran Hermano' español salió expulsada Noelia. La cordobesa que va de virgen. La que tiene orgasmos sensoriales (con Rodrigo no lo tuvo, pero con Bárbara comiéndose un yogur, sí). La que tiene desde pequeña un gusto especial por ciertos sonidos, como escuchar a alguien masticar o abrir un bote de tomate. La entrevista del plató tuvo más gracia que todo el tiempo que ha estado en Guadalix. Jorge Javier le recordó uno de sus más famosos dichos: «Tengo mi chumino en un altar. Es una frase muy bonita». Noelia: «¿Que qué significa? Tengo mi chumino en un altar significa que lo tengo muy vanagloriado. Eso no hay que dárselo a cualquiera. Si no es ahora, ya será».

Acerca de los movimientos sexuales bajo el edredón de otros dos concursantes dijo que no sabía si había sido «de doringa o la baticao». Vaya, que no es Tolkien el único capaz de inventarse lenguas élficas. Pero Noelia también utiliza, como vemos, términos tradicionales. Melania sí que tiene su pussy en un altar. En varios. En el Despacho Oval, en el dormitorio Lincoln, en la rosaleda...