Las Provincias

Un personaje

Hillary Clinton sólo se parece a Adlai Stevenson en haber intentado dos veces ser presidente de EE UU y en haber fracasado dos veces. No era una candidata por encima de los demás desde el punto de vista intelectual (como él), pero sí resultaba distante (otro parecido). En 'Soñando América', Russell Banks sostenía mucho antes del advenimiento de Trump que la presidencia de EE UU es una institución muy peculiar. Que no se elige a una persona sino a un personaje. Que se trata de un papel encarnado por una persona. Y se acaba eligiendo a alguien que representa el imaginario y los mitos de quienes lo escogen. Que se prefiere de presidente a uno u otro no según su experiencia o ideas políticas sino según conecte con las creencias básicas del votante. Nos hemos reído mucho del apoyo de Iceta a Hillary, cuando lo ridículo estaba en Miley Cyrus pidiendo el voto disfrazada de Ágatha Ruiz de la Prada. Clint Eastwood le ha pegado un tiro.