Las Provincias

MÉXICO ABRE LA MANO

Mientras que por acá, nuestros políticos andan tocando la vaina, que diría un mexicano, poniendo trabas a los aficionados a los toros, en el país azteca acaban de tomar una decisión que viene a endulzarnos tanto el paladar de aficionados como el de seres humanos que pretendemos hacer el tránsito de la vida lo más apacible posible.

Conocido es por los aficionados a los toros que las relaciones entre los estamentos taurinos de México y España, históricamente han sufrido vaivenes en forma de vetos y que generalmente se han solucionado cuando ha surgido aquel espada que con su fama ha vencido esas resistencias, o cuando los intereses comunes se han aproximado.

El veto más sonado fue aquel que forzó Marcial Lalanda allá por los años treinta, a cuenta de la hegemonía que Fermín Espinosa "Armillita" tenía en los ruedos españoles y mexicanos. En España llegó a liderar el escalafón durante dos temporadas -1933 y 1934- y después en su país, no daba cuartel a los espadas de acá. Ese comportamiento provocó una ruptura que años más tarde Manolete y el mexicano Arruza, solucionaron.

Después hubo leves conatos. El más sonado fue cuando en 1972 y a consecuencia del proceso 1001, México rompió relaciones con España, provocando que durante dos temporadas los espadas españoles no pudieran hacer campaña en aquel país. Cuando se reanudó, los mexicanos impusieron paridad en los carteles. Lo que claramente perjudicó a los españoles pues o se celebraban corridas de ocho toros, o siempre tendrían que torear dos mexicanos.

Sin embargo, estos días han sido publicados los carteles de la Temporada de la Monumental de Insurgentes, y aparecen dos carteles en los que figuran, el 12 de noviembre, el mexicano Zotoluco, junto a Manzanares y Talavante. y el 11 de diciembre, el azteca Gerardo Rivera, junto a Morante y Manzanares.

Cabe la pregunta de ¿por qué ahora y no antes? Sencillamente, España se ha convertido últimamente en lanzadera de interesantes toreros mexicanos y porque también los intereses empresariales así lo demandan.