Las Provincias

El largo camino de Prandelli

Ignoro si el Sr. Prandelli era consciente al rubricar la firma del contrato del reto que suponía hacerse cargo de la ingente tarea que supone hacerse cargo de un equipo como el Valencia. O este señor tiene las ideas muy claras de cómo se debe levantar un equipo o es un loco con unas dosis exacerbadas de optimismo. Se puede ser un buen entrenador, pero luchar a brazo partido con una nefasta política de fichajes, fichando jugadores de valía muy dudosa a precios disparatados, con una nula dirección deportiva, con una plantilla hastiada y desorientada por el baile de entrenadores y sobre todo el disponer de un nivel de calidad debilitado al haberse desprendido el club de los mejores jugadores, no es caramelo del gusto de nadie. Por poner algunos ejemplos, se ficharon deprisa y corriendo dos jugadores para incrementar el nivel de la defensa y ésta lejos de mejorar su capacidad sigue siendo un coladero. Con respecto a la delantera, se pagaron treinta millones por un jugador -Rodrigo- que igual que juega de delantero centro daría lo mismo que estuviera tomando el sol debajo de una palmera.