Las Provincias

Brujo Imperial

Sólo faltaba el Ku Klux Klan. La actriz mexicana Susana Dosamantes tuiteó una de sus túnicas con el mensaje «Donald, ya llegó tu traje de la tintorería». Ahora la prensa nos cuenta en abstracto que el KKK ha acudido al llamamiento racista de Trump. Y también, pero esto es aparte, que se ha quemado una iglesia en el Delta del Misisipi (mira, 'Mississippi Burning'). En lo que quedó en pie escribieron «Vota Trump». Es aparte, pero se mezcla. El KKK resurgió gracias a 'El nacimiento de una nación' (1915), de D.W. Griffith, de donde los fantoches sacaron lo de quemar cruces, una idea de Griffith. Los del KKK eran retratados como héroes que rescataban mujeres blancas de negros salidos. En 1920 tenían cuatro millones de miembros. No sólo linchaban, también se oponían a «aparcar al borde de la carretera». Ahora son cuatro gatos. Y parece que Trump sea el Brujo Imperial honorario. Menos mal que esto se acaba. Gane Trump o gane Hillary. O no.