Las Provincias

En el cementerio de Estivella

Viajero, votante de la derecha, votante de la izquierda, especialmente de Podemos, si visitáis el cementerio de Estivella encontraréis en su fachada principal dos grandes cruces donde se puede leer en los pies de cada una la siguiente leyenda: 'La creu de la reconciliació', 'La cruz de la reconciliación'.

La reconciliación es un proceso largo y multifactorial, que puede implicar incluso varias generaciones. Este proceso se relaciona con la consolidación de la democracia, y tiene como base la amnistía y las medidas de gracia que ya se aplicaron en España hace treinta y ocho años.

Y esto estaba totalmente asumido en los políticos que redactaron la Constitución del 78, cuando ambos litigantes, vencedores y vencidos, aplicaron y recogieron las bases de la democracia: disculpa, justificación y perdón. O sea, la disposición de abandonar el derecho de uno mismo al resentimiento. Y esto lo hicieron Suárez, Carrillo, Fraga y González y muchos más, el pueblo español. Y la paz lograda nos la quiere arrebatar Podemos y Pablo Iglesias. Pues votantes de Podemos, no veis que vuestros dirigentes no quieren una reconciliación. No veis que el populismo, que la igualdad que os ofrecen, es una falacia. No veis que fue Zapatero con su ley de la Memoria Histórica el que abrió la herida. Votantes de Podemos, ved las cruces de Estivella, RECONCILIACIÓN, en castellano y en valenciano. Pensad. No hagáis caso de los cantos de Podemos. Pensad que fueron la izquierda moderada, el centro y la derecha los que trajeron paz y el bienestar durante treinta y ocho años.

Piensa, votante de Podemos, hoy solamente puede seguir esa paz con el PP, C's y el PSOE. Pablo Iglesias con ese puño cerrado no quiere reconciliación. Quiere destruir y situarse. ¿Cuántos sillones me das? Su gran aspiración.