Las Provincias

La violencia es real

La violencia de género es una trágica realidad lamentablemente muy extendida que ya ha costado este año la vida a 37 mujeres. Frente a este drama inaceptable, el sistema legal y la seguridad del Estado se han movilizado con eficacia creciente, aunque todavía insuficiente. Y en esta lucha, que incluye la concienciación social, resultan muy dañinas las denuncias falsas que esporádicamente interponen algunas mujeres. El Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ ha alertado a los jueces de que no han de consentir que estos delitos de denuncia falsa banalicen el problema o cuestionen el derecho de las mujeres a obtener la tutela judicial efectiva. Y tampoco deben equipararse las denuncias falsas, que son una ínfima proporción de las totales, con las absoluciones y sobreseimientos vinculados a la dificultad de probar los hechos cuando estos se producen en la intimidad del hogar. En definitiva, la violencia de género es un hecho real y hay que negar con rotundidad que las denuncias falsas resten veracidad a la inmensa mayoría de los abusos machistas que todavía se prodigan en nuestra sociedad.