Las Provincias

EL LASTRE DE LA EUROCUP

El Fuenlabrada, después de la magnífica temporada que realizó el año anterior desde la llegada de un gran entrenador español como es Jota Cuspinera, está teniendo los típicos problemas de un equipo que con unos nombres parecidos en su plantilla quiere mejores resultados. La gran diferencia con respecto a la pasada campaña es que están disputando la Eurocup, con lo que supone de carga de partidos por mucho que se hayan realizado los grupos con un equipo menos y los participantes tengan dos jornadas de descanso. Ese extra de partidos provoca tener también menos entrenamientos, con el resultado de que equipo no esté a estas alturas del calendario tan maduro tácticamente como hace justo un año.

El club apostó por la experiencia de Cabezas pero el jugador no entendió que el jefe no era él, que el jefe era su entrenador. La otra gran apuesta fue Sekulic, un valor seguro, pero su lesión ha mermado mucho las posibilidades del equipo a corto plazo. Cuspinera siempre quiere un juego veloz donde las decisiones de los jugadores están por encima de la rigidez, sin miedo a tirar más de tres que de dos pero también con una defensa responsable donde el dominio del rebote cree el equilibrio que todavía no ha llegado. El Valencia Basket tiene mejores mimbres y la llegada de Kravtsov, una buena solución al problema que significó Bryant, ayudará al rebote y a dar buenos minutos de calidad sustituyendo a Dubljevic. En partidos como el de hoy puede ser determinante.