Las Provincias

Los indignados incontinentes

Las ansias de conseguir el poder tienen muchas vías, pero la más mezquina es la de desvirtuar y malinterpretar los apoyos que las urnas les han concedido. Las mayorías deben respetar a las minorías, pero parece que las minorías no están dispuestas a lo mismo y quieren forzar e imponer en el devenir de nuestro país sus criterios y sus ideas obsoletas y fracasadas.

La decisión del Comité Federal del PSOE de abstenerse y facilitar la investidura de Rajoy encolerizó a los de Podemos y afines con el fin de pescar votos en el río revuelto del PSOE. Para ello dispararon sus baterías con munición de grueso calibre dialéctico anunciando manifestaciones y movimientos asamblearios con el fin de hacer ruido desvirtuando la realidad política actual en vez de respetar la decisión del PSOE y aceptar el lugar que los resultados de las elecciones les han conferido. Eso sería una actitud democrática propia de nuestro sistema de libre derecho y lo contrario a lo típico de los regímenes autoritarios que ellos admiran y pretenden imponer.