Las Provincias

Salud democrática

Según Pablo Iglesias las protestas de un grupo de presuntos estudiantes con sus rostros ocultos por pasamontañas y caretas con nombres de etarras muertos que provocaron la suspensión de una conferencia de Felipe González y Juan Luis Cebrián en la UAM fue un acto de salud democrática respaldado por la libertad de expresión. La misma libertad de expresión que protegía a los ponentes y que los manifestantes cercenaron. Pablo Iglesias no entiende de salud ni de democracia, sus ideas son de enfermedad agresiva dictatorial. La libertad de expresión sólo le es válida para los que defienden sus mismas ideas, los demás no tienen derecho a ella.