Las Provincias

Obstáculo de más

Que sí, que ahora sí, que parece que ya se atisba la formación de gobierno. ¿Qué ha pasado? Básicamente tiempo, que tanto y tan bien erosiona, porque los obstáculos continúan en el tejado de los grupos parlamentarios. ¿Qué sería de nosotros sin los frenos y las negativas? Nada anima más a avanzar que un buen impedimento en el camino, pero no es una cuestión de la política sino de la vida misma. El finalista del Planeta dedicó su premio «a todas las personas a las que la vida les ha puesto algún obstáculo de más y a todos los que nos ayudan a retirar esos obstáculos». Tiene razón Marcos Chicot en que en ocasiones lo único que necesitamos para actuar o reaccionar es una traba, eso sí, una de envergadura o que obligue a asumir riesgos. Una barrera representa a veces la gasolina necesaria para afianzar el empeño personal en lograr alguna meta a priori improbable, lejana o fuera de nuestro alcance. Y sí, amar la dificultad tiene algo de adicción y de locura.