Las Provincias

REÍRSE DE UNO MISMO

Todo aquel que sea capaz de reírse de uno mismo tendrá un espacio en 'Paquita Salas', la serie española revelación de la temporada, que no se emite en ninguna cadena. Ni falta que le hace. Aquel que deje que se bromee sobre sus fracasos, que haga chistes con sus defectos, que cebe los tópicos que le rodean debería ser recibido con honores en esta pequeña producción, que con sólo cinco capítulos ha conseguido demostrar que se puede hacer en España ficción fresca, divertida y original. Y con episodios de apenas veinte minutos. ¡Cómo se agradece eso! La plataforma Flooxer, la que la emite, no ha confirmado si habrá segunda temporada. Los 'paquiters' jamás le perdonaríamos que no continuase. Se ha hablado mucho y muy bien de los Javis, Calvo y Ambrossi, responsables del invento. Y de Brays Efe, enorme en su papel de Paquita. Y de Belén Cuesta, que haga lo que haga está soberbia, y aquí lo está especialmente como la secretaria de la manager. Todos ellos merecen elogios.

A mí me gustaría lanzárselos también a los otros que han hecho posible este éxito, a todos esos que se han reído de ellos mismos y han demostrado lo bien que sienta hacerlo de vez en cuando. A Lidia San José, la niña de títulos como 'A las once en casa' y 'Ala. Dina', que después se ha dedicado a hacer... 'Pasapalabras' (en realidad ha participado en más proyectos, pero ella bromea sobre su escasa presencia televisiva). A Belinda Washington, que acude a una vidente para preguntarle si volverá a la tele y ella le dice que le tocará seguir haciendo teatro... A Natalia de Molina, a la que le habrán preguntado mil veces por su madre Ángela... A Pajares, a Yolanda Ramos, a Ana Milán...

Reírse de sí misma le ha servido a 'Paquita' para reírse de un montón de cuestiones más 'serias' que afectan a los actores de este país: de los egos, de los complejos, de los arquetipos, de los seriales de tarde, gracias a los que un montón de ellos sobreviven. 'Paquita' ha conectado además con una generación que está enganchada a un montón de series extranjeras, pero que suele renegar de las que se hacen por estos lares (salvando el 'Ministerio'). Bienvenidos sean estos experimentos.