Las Provincias

POLDARK VIOLADOR

Vaya, Poldark violando a la prima Elizabeth. Y ella tan contenta. Además, los medios españoles publicando los 'whatssaps' de El Prenda y esa carta repugnante a la víctima. Así no avanzamos. La escena del último capítulo de la serie de la BBC, también emitido en España, ha indignado a muchos. Las violaciones tendrán que ser como la de Monica Bellucci en 'Irreversible', rodadas sin piedad, dejándote mal rollo para un mes. Tampoco pueden ser como la de 'Elle' de Paul Verhoeven, donde nos reímos con las cosas de Isabelle Huppert.

En el capítulo del domingo (madrugada del martes aquí) Poldark iba a casa de Elizabeth para recriminarle que se fuera a casar con el malvado Warleggan. Y acababan en la cama. Primero ella no quería. Luego sí. Como dice la productora Karen Thrussell, el episodio mostró «un encuentro ardiente que concluía con un acto consensuado». Los críticos aducen que lo que se ve es una mujer que se resiste pero luego disfruta y que eso refuerza las narrativas dañinas sobre violación y consentimiento. Hay quien sostiene que en las novelas de Winston Graham sí es una violación y que en la ficción televisiva se ha maquillado. Pero es que hasta el hijo del novelista dice que la BBC y Mammonth Screen han llevado a la pantalla la escena tal y como está escrita. No soy muy lista, pero a mí eso que pasa en el dormitorio de Elizabeth no me parece una violación. Lo que haya o no en el libro da igual. Eso no es una fantasía de violación, salvo para enfermos.

Me tengo que acordar de la parodia de 'Friday Night Lights' de Amy Shchumer. Ella hace de Connie Briton (con una copa de vino blanco cada vez más grande). Él es Josh Charles (el de 'The Good Wife'). El entrenador llega al equipo de fútbol ordenando no violar. Un 'shock' para todos. Cuando uno de los jugadores sufre una grave lesión, se ve al padre preguntando angustiado: «Doctor, ¿podrá mi hijo volver a violar?». Con todo, la mejor escena de ese capítulo de 'Poldark' llega al final, por la mañana, cuando Ross vuelve a su casa. Demelza le suelta tal puñetazo que lo tira al suelo. Será violencia doméstica.