Las Provincias

LO IMPOSIBLE

Han tenido que pasar 17 meses para tener noticias del nuevo PGE de Dénia, presentándose el documento de «ideas directrices» con la traca de la suspensión de licencias, y a las que la oposición tilda de dudosa e inoportuna, e incluso de ilegal con consecuencias imprevisibles. Tal vez se deba a la sustitución del comité de sabios por uno de poder, lo que ahora se viene llamando «gabinete político», por otro lado, incómodo con la transparencia y con talleres de participación que habrá que repetir.

Con una excelente presentación, pero carente de cuantificaciones justificativas, comienza el documento de ideas estructurales a modo de exhibicionista oculto tras la penumbra, «Nuevo enfoque - nuevo gobierno - nuevos requerimientos del Consell». Pero la verdad es que una Dénia marcada territorialmente no puede plantear ordenaciones racionales muy diferentes, salvo por la temeridad de asumir decisiones de altas responsabilidades patrimoniales.

En la versión de 2015 las viviendas potenciales eran 5.000, bajando ahora hasta 3.000, o al menos eso indica el documento. Por las cosas del buenismo, a la conocida Ronda Perimetral se le denomina ahora «Vía Parque», eliminando la «bien pagá» del terciario, lo que no quita entrar en contradicción de mercados al recuperar el antiguo proyecto de la cantera del Castillo, abandonado en su día por su insostenible coste económico, lo que también hace volver a la arquitectura del poder de otras épocas.

Por lo demás, todo se mantiene igual, o parecido por la indefinida posibilidad de modificar ordenaciones, pero eso sí, con el peligro conceptual de suelos vacantes y la posible merma de aprovechamiento con reclasificaciones incluidas en zonas como la Marquesa VI, acotando el desarrollo al límite que establece el expediente X, la inundabilidad.

Como chascarrillo, me cuentan que la solución portuaria tan criticada por la oposición de antaño es ahora muy bien recibida. Es una buena noticia que habrá que acoger como al hijo pródigo, y ya puestos, animar a celebrar este viernes San Judas Tadeo, patrón de las causas imposibles, la de confeccionar en Dénia un planeamiento opuesto al anterior.