Las Provincias

Un Estado demasiado complejo

Tenemos en nuestra querida España una vida complicada por los políticos en general, aunque no por todos. Por los medios comemos más política que otra cosa. Y eso no es bueno. Cuando un país va bien en política casi no se nota. Se concibió un Estado de las Autonomías que complicó el gobierno del Estado, con 17 parlamentos, 17 equipos de gobierno, sin contar Ceuta y Melilla, que son ciudades autónomas también. Tenemos un PSOE que desea salvaguardar su buen nombre y piensa que si apoya al Gobierno del PP caerá en desgracia y se infravalorará. Y hay una extrema izquierda que parece utilizar tácticas de los Agitprop comunistas de antes para agitar a la gente y armar confusión. ¿Nos merecemos, el pueblo español, esta clase política? En la ceremonia de la confusión de un Estado tan complejo, algunos robaron dinero público, y otros pretendieron el separatismo. Con una simplificación en la organización, mejoraría el país, en todo.