Las Provincias

Puig se suma a la idea de que se abstengan sólo los necesarios para la investidura

  • Podemos en la Comunitat endurece el discurso y acusa al jefe del Consell de desleal a la ciudadanía y de arriesgar el pacto del Botánico

El día después de la votación del comité federal del PSOE que decidió que el grupo socialista del Congreso se abstenga en la segunda votación para permitir la investidura de Mariano Rajoy, el líder del PSPV, Ximo Puig, explicó que la decisión adoptada -y que él respaldó con su voto- es «absolutamente instrumental» con el objetivo de «desbloquear» la situación del país, después de 365 días sin Gobierno. Puig, que mantuvo un almuerzo con el secretariado de su partido, vino a expresar su satisfacción por el ejemplo de pluralidad ofrecido por su partido en relación con este debate -la mitad de los miembros valencianos del comité federal votaron abstención, y la otra mitad por mantener el no-. El líder de los socialistas valencianos trata ahora de convencer a su partido para que la abstención en el debate en el Congreso no sea de todo el grupo parlamentario y sí únicamente de los 11 diputados necesarios (abstención técnica, como se ha denominado) para hacer posible la investidura. Durante el almuerzo, varios cargos socialistas (Víctor Sahuquillo, Francesc Romeu, Ciprià Císcar y Rosa Peris, entre otros) defendieron la decisión adoptada por el comité federal y deslizaron alguna crítica hacia quienes apelan a las bases -que al menos en un 50% han defendido el no-. El portavoz parlamentario Manuel Mata fue el único de los que intervinieron para advertir de que el socialismo democrático «nunca» debería llegar a acuerdos del calado del obtenido en el partido para abstenerse en la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno.

Tal y como ya avanzó este diario, de los seis diputados valencianos en el Congreso, cinco de ellos ya han anunciado que votarían lo que aprobara el comité federal (en este caso, la abstención). El sexto, el líder de la provincia de Valencia Josér Luis Ábalos, es el único que se limitó a señalar que votaría en conciencia y manteniendo la coherencia con sus planteamientos.

El principal responsable de Podemos en la Comunitat, Antonio Montiel, aseguró ayer tras la reunión del consejo ciudadano autonómico del partido morado que su actitud respecto al Consell se endurece. El síndic podemista en Les Corts afirmó que Puig es desleal con los valencianos al abstenerse. El presidente de la Generalitat debe «reconsiderar su decisión», según Montiel, pues considera que el líder socialista «ha perdido el crédito político que tenía y no puede seguir contando con la confianza que le brindamos. Debe pensar que su posición en el Comité Federal pone en cuestión su margen de maniobra política». Desde Podemos se considera que el pacto del Botánico «está amenazado».

«Hasta ahora pensábamos que los enemigos eran Rajoy y Montoro porque nos negaban la financiación necesaria para realizar una política social más intensa y rápida, pero desde el domingo, el PSOE y Puig también ponen en riesgo ese acuerdo», indicó Montiel.