Las Provincias

UN EQUIPO INCÓMODO

El Valencia Basket se enfrenta a uno de esos equipos que en los últimos años mejor ha hecho las cosas en los despachos y en las pista, teniendo en cuenta su situación como club. Sin salirse de su orden económico y sabiendo siempre cuál es su limite, el Obradoiro no sólo ha acertado con casi todos los jugadores que ha fichado, no españoles sino sobretodo en el mercado americano de nombres desconocidos para el gran público o con los comunitarios, ya que estos son los que les ha permitido mantenerse sin pasar ningún apuro en la ACB.

El actual equipo del Rio Natura todavía está buscando el equilibrio de su juego. Tantos cambios en la plantilla son absolutamente necesarios en un proyecto como el gallego, ya que los jugadores que destacan en cada temporada se los llevan rápido, pero los que vienen necesitan un tiempo para acoplarse. Es por ello que viajar a Santiago en la quinta jornada de la Liga, en principio, puede ser una ventaja a priori. El Obradorio siempre es un equipo incómodo porque tiene un entrenador que conoce perfectamente la ACB y que lee perfectamente lo que ocurre en cada momento. Es un equipo que baja enteros cuando juega fuera pero que con el ambiente del Fontes do Sar es capaz de plantar cara a un grande como el Valencia Basket. Moncho Fernández sabe perfectamente que debe hacer su equipo para destruir o bloquear el juego de su rival pero eso, en ocasiones, se convierte en un problema porque se está más pendiente del rival que del juego.