Las Provincias

ASÍ NO ME VALE

El comité federal del PSOE dará forma mañana domingo al sentido del voto de este partido en el debate de investidura de Mariano Rajoy. Mucha emoción no tiene la convocatoria, dado que el triunfo de la abstención se da por seguro. En todo caso, la cita vendrá marcada por el morbo de saber si el ya exsecretario general, Pedro Sánchez, tomará la palabra como anticipan algunos de sus colaboradores para ofrecer la primera pista de que piensa protagonizar aquella comedia de Ted Kotcheff, 'Este muerto está muy vivo'. A los seguidores de Sánchez se les ve todavía con ganas de sacar el cortejo fúnebre a recorrer España. Y el exlíder socialista ya dejó abierta la puerta a presentarse a unas futuras primarias -en el caso de que a la gestora no se le ocurra alguna artimaña para evitarlas-. En el socialismo valenciano se ha generado cierta incertidumbre respecto al sentido del voto de Ximo Puig. El líder del PSPV ha dejado pistas en los últimos días que podrían hacer pensar que se decanta por el no a la investidura de Rajoy. Algún aviso al PP valenciano por aquí, algún titular preparado por allá, las advertencias latentes de Compromís y Podemos por acullá, la mitad de la militancia tomando partido por el rechazo a Rajoy, la mayoría de valencianos en el comité federal partidarios del no... Puig dispone de elementos más que suficientes como para justificar esa posición. Pero ¿es la suya? De la ambigüedad de las declaraciones que el presidente de la Generalitat ha venido realizando hasta la fecha podría concluirse que sí, que no y también todo lo contrario. Pero la realidad, y la hemeroteca, demuestran que maniobró para forzar la caída de Sánchez y que se ha mostrado contrario a la celebración de terceras elecciones. ¿Quedan alternativas, en ese caso, a permitir un Gobierno del PP? La respuesta es que no. De manera que no dejaría de ser curioso que el líder de los socialistas valencianos optara en el último instante por defender el voto en contra de su partido en la investidura del candidato popular después de haber taponado las opciones de que Sánchez intentara formar gobierno y de haber rechazado la celebración de nuevos comicios. Sería una versión actualizado de aquel 'ni contigo ni sin ti...' Mañana conoceremos el sentido del voto del líder del PSPV, pero también el del resto de miembros valencianos del comité federal. De la veintena larga de dirigentes que forma parte de ese órgano, algo más de la mitad se decanta por el no. Pero entre los que sostienen la abstención, algunos de los más insignes coroneles de la guardia de corps de Puig. ¿Van a optar también ellos por la abstención? ¿O la consigna pasa porque el líder del partido salve la cara con el voto que defiende la mayoría de la militancia, pero con la orden a sus colaboradores de que mantengan la abstención? Mañana, la solución.