Las Provincias

Rigor fiscal

El Ministerio de Hacienda ha decidido tomar las riendas de un impuesto, el de Sociedades, cuya recaudación ha caído vertiginosamente. Las sucesivas exenciones y desgravaciones que se han ido introduciendo en el tributo se han sumado a los subterfugios utilizados por ciertas empresas para tributar sus beneficios, en todo o en parte, fuera de España, auxiliadas por las legislaciones permisivas de otros países que aprovechan la ausencia de una armonización fiscal en la UE. Y la consecuencia está siendo que la tarifa real es muy inferior a la nominal. Hacienda ha empezado a poner coto y a suprimir deducciones. Ahora, proyecta endurecer la fiscalidad sobre las sociedades que lleven sus activos al exterior. Es claro que las reformas en esta materia han de hacerse con prudencia porque podrían producirse deslocalizaciones si perdemos competitividad fiscal. De ahí que los avances en nuestro país hayan de combinarse con la presión sobre Bruselas para que se ponga fuera de la ley el dumping fiscal que practican varios países de la Unión Europea.