Las Provincias

OFF THE RECORD

La semana pasada, al igual que varios compañeros de la 'canallesca', tuve la oportunidad de conocer a Anil Murthy. Un señor que ha llegado a nuestra ciudad comisionado por Peter Lim para no se sabe muy bien qué pero... solo de momento puesto que parece llamado a ganar enteros en el puente de mando. El hombre está 'tomando tierra' y familiarizándose con un entorno que es totalmente nuevo para él: un nuevo país y un negocio distinto al que había conocido. Consistió en una conversación 'off the record' aunque tampoco hubiese sido necesario matizar la imposición de privacidad porque no fue mucho lo que el Sr.Murthy desveló en la misma, pero no quería referirme al contenido de aquel encuentro y sí al continente porque no me duelen prendas en reconocer que el talante me gustó y quisiera pensar que estamos ante una rectificación del propietario. Digo. 'quisiera' porque obviamente habrá que esperar a que 'corra el balón' para tener una opinión más solvente y lo que a un servidor le gustaría ver es un paso atrás desde la propiedad en una realidad que se ha venido consolidando desde el aterrizaje de Peter Lim en el Valencia próxima al autismo. Mr. Lim envió a Valencia a una señora -obviamente muy respetable- que, por estar también ocupada en otras cosas, por su profundo desconocimiento del fútbol, por la lejanía que impone el idioma y por limitarse a hacer la 'visita del médico' con pocas estancias prolongadas ve muy dificultada la permeabilidad que necesita alguien que tiene como propósito hacerse con las riendas de un club desde el conocimiento.

Sin dudar en absoluto de las buenas intenciones de la Sra. Layhoon Chan sí me permito el lujo de dudar sobre su inmersión en el hábitat en el que debe 'lidiar'. Sigue sin hablar una palabra de castellano y ve continuamente su discurso comprometido porque le toca dar la cara acerca de cosas que desconoce. Cuando le pones el apellido de 'líder' a un personaje como Neville, cuando te permites el lujo de aleccionar al aficionado y a la prensa acerca del comportamiento que debe tener o cuando te diriges a los peñistas diciendo que no quieres vender al futbolista que tu jefe ya ha vendido, no solo pierdes credibilidad sino que, además, demuestras que sigues sin saber nada en absoluto del 'negocio fútbol'. Si, encima, tienes que hacerlo en inglés porque, después de dos años, no has sido capaz de familiarizarte mínimamente con el idioma no puedes evitar que el valencianista te siga viendo como un 'elemento extraño' difícil de integrar en una entidad que, por encima de paquetes accionariales, reside en un sentimiento de casi cien años. En ese sentido Mr. Murthy ha dado algunos pasos visibles: se interesa por conocer dónde pisa y en tan solo cuatro semanas es capaz de mantener una conversación en castellano. Algo es algo.