Las Provincias

Anfibio Errejón

No seré yo quien critique cualquier deriva pop de la política. Si es graciosa. La ONU, aparte de servir como escenario para 'Con la muerte en los talones' o altavoz para mandatarios indeseables, es, como dirían en las telenovelas, buena para nada. La ONU, vuelvo al pop, ha nombrado a Wonder Woman embajadora honoraria (cosas de mujeres poderosas). No es el primer ser no humano y de colorines en que se fija. Antes, los Angry Birds también fueron distinguidos como embajadores honorarios (cosas de medioambiente). Errejón cree que el partido Podemos debe ser una «fuerza anfibia». Estar en la calle pero también en las instituciones. Operar en tierra, por mar y por las alcantarillas. Pero no parece tratar de ranas, de ser más mono que el reptil, de respirar por branquias y ya de adultos con pulmones. Parece hablar de guerras, de desembarcos. Del compañero conductor (así llama a los chóferes) dejándolo en Omaha con el bañador y la pelota.