Las Provincias

Hacia un ecosistema innovador climático

La innovación se ha convertido en la herramienta para avanzar hacia mayores niveles de competitividad, pero también para hacer frente a grandes retos ambientales como el cambio climático. La teoría es clara. Sin embargo, resulta primordial que se fomenten alianzas estratégicas entre el sector público y privado para poder consolidar las bases de un nuevo modelo innovador, tanto para el avance hacia sociedades bajas en carbono como para alcanzar niveles más elevados de competitividad.

La ciudad de Valencia acoge el Centro Español de Innovación en Cambio Climático, Climate-KIC Spain, perteneciente a la iniciativa europea Climate-KIC, una de las cinco comunidades de conocimiento e innovación impulsadas por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) hasta la actualidad. Climate-KIC cuenta con otras doce sedes en diversas ciudades europeas y desde la nuestra promovemos la consolidación de un ecosistema innovador, tanto regional como nacional, que multiplique nuestras opciones de crecimiento y, a la vez, incremente nuestra calidad de vida. Una misión que fomentamos a través de tres pilares básicos para impulsar: la innovación, el emprendimiento y la formación, porque consideramos imprescindible impulsar el talento para avanzar hacia mayores niveles de competitividad.

Desde Climate-KIC nos planteamos un modelo de innovación socio-tecnológica, es decir, la confluencia de la modernización en tecnologías, a la vez que una mayor implicación de la sociedad en su utilización. En definitiva, un cambio de actitudes favorables hacia la sostenibilidad que puede contribuir a poner freno a las emisiones de efecto invernadero y a mejorar la calidad de vida de la población. Para ello, disponemos de financiación europea, a través del EIT, y otras fuentes de cofinanciación, junto a socios del ámbito académico. A su vez, también apostamos por la implicación del sector privado porque queremos conectar la economía global con nuestras pymes, institutos tecnológicos, asociaciones empresariales, empresas y nuevos emprendedores, además de instituciones como el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) de la Generalitat Valenciana. De hecho, entre nuestros 'partners' se encuentran tanto grandes corporaciones como Bayer o Veolia como pequeñas empresas, entre las que podemos citar a ITECOM, una pyme valenciana especializada en geotermia.

La Comisión Europea ha analizado en profundidad el impacto del cambio climático en la empleabilidad y advierte de la importancia de este fenómeno en la destrucción de puestos de trabajo, pero especialmente en los nuevos retos y oportunidades que aporta la lucha contra el calentamiento global en la generación de empleo en sectores como las energías renovables, la sostenibilidad urbana en cuanto a la edificación o la movilidad o el desarrollo de las zonas rurales. No sólo podemos y debemos progresar en la adaptación y la mitigación del cambio climático, sino que en este camino existen grandes posibilidades para explorar nuevos yacimientos de trabajo.

Además, desde Climate-KIC Spain consideramos que no únicamente es importante trabajar en el ámbito del cambio climático, nuestra meta fundamental, sino que también hemos impulsado la colaboración de las cuatro comunidades de conocimiento e innovación (KICs) integradas en el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) con presencia en España. Esta nueva perspectiva va a ser fundamental para impulsar acciones conjuntas de emprendimiento multidisciplinares que promuevan tanto la competitividad como el crecimiento sostenible y sociedades más sostenibles. Las KIC con las que ya hemos empezado a colaborar se dedican a las energías alternativas, las tecnologías digitales, la salud y las materias primas.

La actividad de Climate-KIC se centra en cuatro ámbitos fundamentales. La gestión sostenible del territorio y los recursos naturales -agricultura, gestión hídrica o forestal-; la producción industrial, que incluye economía circular, industria 4.0, etcétera; las ciudades sostenibles, a través de ámbitos como la edificación, la movilidad o la eficiencia energética; y la medición del impacto y los mecanismos financieros para impulsar una economía baja en la utilización de recursos fósiles, cuya combustión libera a la atmósfera gases de efecto invernadero.

Mediante todas estas alianzas de socios públicos y privados del sector de la tecnología y el ámbito académico, en colaboración con las nuevas comunidades de conocimiento, nos planteamos el objetivo de avanzar hacia un ecosistema innovador español en el ámbito del cambio climático.