Las Provincias

Empleo para mayores

Los parados mayores de 45 años tienen más dificultades para regresar a la actividad que los demás desempleados. En la actualidad, hay más de 1,6 millones de parados que superan esta edad, según los últimos datos de la EPA; es el grupo más numeroso, pues representan el 35,5% del total de desempleados, un porcentaje que se ha incrementado 12,5 puntos con la crisis pues en 2007 apenas superaban los 400.000. La tasa de paro de este colectivo es del 17,2%, casi tres puntos menos que la media general española y muy lejos del disparatado 46% que alcanza el desempleo juvenil, pero su empleabilidad es baja: según Fedea, una persona mayor de 45 años que entra en paro tiene una probabilidad de casi el 40% de entrar en paro de larga duración, algo que se agrava al 67% si lleva más de un año sin empleo. Es decir, dos de cada tres no logra salir de esta situación antes del segundo año de desempleo. En buena medida, a causa de prejuicios no justificados: se piensa que los trabajadores de esta edad están sobrecualificados y al mismo tiempo poco avezados en nuevas tecnologías. Estos problemas estructurales requieren políticas activas específicas que favorezcan la empleabilidad mediante formación en áreas determinadas.