Las Provincias

DERROCHE ORIENTAL

Se dice que los emperadores de Pekín se apropiaron de los colores y la gente del pueblo -la pobre gente- se contentaba con el gris. Tampoco estaba permitido edificar construcciones más altas que el palacio imperial; de manera que las viviendas bajas y uniformes conformaban monótonas urbes grises. Ahora bien, contemplando la finca de la calle Castellón, 20, de Valencia, se piensa en una utópica revancha china, ya que variadísimos colores cubren todas las referencias orientales.

El arquitecto Juan Guardiola dejó patente la fantasía en las flores de loto (también propias de los templos indios, egipcios y birmanos) en las columnas, en los miradores de madera con protecciones de latón y en las barandillas modernistas de los balcones. Las capillas de la Montaña de Tai-San parecen haber inspirado las ventanas superiores; y los salientes, que allí se resolvieron con cabezas de dragón, aquí adquirieron contorno vegetal.

La finca, con toda su reminiscencia de pagoda, fue punto indicativo para el cine Coliseum, el de la sesión continua, la alfombra de cáscaras de cacahuete y pipas y una última fila de butacas muy solicitada por los novios, que se abrazaban lo indecible en aquel tiempo en que tal efusión era pecado.

El Coliseum tenía un gran vestíbulo que se llenaba de fumadores, a la misma hora que los vendedores de caramelos, peladillas y limonadas aprovechaban el descanso -'intermedio', anunciaba la pantalla- e irrumpían en la sala pregonando la mercancía.

Con un aforo de 2.627 butacas fue durante algún tiempo el salón más grande de España, como declara Miguel Tejedor Sánchez en su libro 'Valencia Ciudad de Cines, 1940-1959' (Ediciones Textos Filmoteca Valenciana). Siempre recordado, terminó a causa de la piqueta, en 1972, cuando la empresa lo vendió a una inmobiliaria.

Volviendo a la finca de evocación oriental, recordar que en uno de los pisos vivió Renau, pero en la época del Coliseun aquí se le ignoraba. Como el abrazo de los novios, entonces Renau era aquí un pecado; un pecado 'rojo'.