Las Provincias

Confusos con la abstención

Son muchos los llamados socialistas que navegan en un mundo de ambigüedades y de confusiones. A estas alturas de la contienda, pretender tergiversar el concepto o significado de la palabra 'abstención' no cuela. Decir que una abstención significa apoyar la investidura de Mariano Rajoy y dar el Gobierno al Partido Popular, es sencillamente ocultar la verdad, es faltar el respeto a la inteligencia de los ciudadanos. Abstenerse es privarse de una cosa, es no participar en algo, especialmente en una votación. Nada más. No es un verbo malintencionado para dar o apoyar, ni para obstaculizar, enredar o confundir un buen propósito. Tampoco tienen las ideas claras cuando los más radicales del partido socialista, hablan de dar o quitar el Gobierno a Mariano Rajoy. Tienen la desfachatez de intentar relegar el mandato democrático de los españoles. Para ellos, el resultado de las urnas y los votantes no cuentan. Su tic autoritario les hace olvidar que somos los electores quienes tenemos la potestad de elegir quien debe gobernar. Evidentemente, 'la progresía' tiene las ideas veladas. En vísperas de salir de un embrollo se están metiendo en otro. Dicen que no darán estabilidad al PP. ¿Cómo habrá que decirles que por el bien de todos, es España y los españoles los que necesitamos la estabilidad política? Están obsesionados con Mariano Rajoy y con el PP. Llegan al extremo de ver complicado dejar gobernar al partido que ha ganado las elecciones. ¿Cómo se puede entender esto? La confusión de muchos de los llamados socialistas es preocupante. Espero y deseo que el trabajo de la nueva gestora, de luz a los que persisten en el error de continuar perjudicando los intereses comunes de todos los españoles.