Las Provincias

Virtual desarme de ETA

El descubrimiento de un depósito de armas de ETA, coincidiendo con el quinto aniversario del cese definitivo de la actividad terrorista, viene a recordarnos que la banda continúa existiendo en su ocaso y que la liturgia de 'desarme negociado' es una reclamación más patética cada día. Las actuación combinada de las fuerzas de seguridad españolas y las francesas subraya la extrema debilidad en que se mueven los restos de la trama etarra, cuya persistencia ha desaparecido prácticamente del listado de las preocupaciones ciudadanas. ETA necesita demostrar que continúa armada cuando no puede esperar otra cosa que la paulatina confiscación del poco material que guardan sus 'zulos'. Necesita demostrar que tiene voluntad de continuidad como 'agente político' después de su desistimiento a seguir atentando cuando ya nadie toma en consideración sus palabras y sus gestos. ETA se obstina en simular que los pasos que ha dado en los últimos años se deben a un cambio voluntario de estrategia cuando obedece a una derrota infligida por el Estado de Derecho tras la que intenta retardar su rendición formal. Ello cuando está virtualmente desarmada.