Las Provincias

UN AÑO CON ILUSIÓN

Las fallas comienza a vivir su ilusionante ejercicio fallero; ejercicio que como es ya costumbre arranca de pleno con el nombramiento y proclamación de las falleras mayores de Valencia para 2017, distinción que ha recaído en Raquel Alario y Clara María Parejo, para las que, junto con sus respectivas cortes de honor, comienza un mágico e ilusionante año que quedará marcado como el primero en el que un mismo jurado compuesto por siete personas cada uno han elegido cortes de honor y falleras mayores.

Y en ese contexto de ilusión, cabe destacar a la Federación de Fallas de Especial que tiene previsto mostrar sus maquetas y proyectos dentro de la acostumbrada 'Una festa per a tots', que será inaugurada esta tarde por las recién proclamadas falleras mayores de Valencia. Todo un lujo que los falleros saben apreciar, sobre todo porque será el primer acto oficial de las máximas representantes tras la llamada del alcalde Ribó y posterior proclamación en el hemiciclo del Ayuntamiento.

A partir de hoy y hasta el domingo 16 la exposición, situada en la plaza exterior de Nuevo Centro, mostrará al visitante los proyectos de las fallas que las nueve comisiones federadas de la sección Especial plantarán en la calle en el mes de marzo.

Los visitantes más perspicaces imaginarán qué guindas se guardan los artistas para hacer más atractivas sus fallas de cara al público. Porque hay que enseñar, pero no todo. En la calle la batalla será diferente a la que se plantea en la presentación de proyectos, donde los comentarios afloran y no dejan, las más de las ocasiones, títere con cabeza.

Por ello las cartas se enseñan, pero no toda la mano. Ningún buen jugador lo hace. Muchas cartas presentarán volumen, con más o menos detalle; con más o menos 'ases' a la vista del público. Otras serán cartas de composición, otras de riesgo y otras de originalidad destacada. El caso es que los proyectos no dejan de ser proyectos, y la realidad definitiva llegará con la plantà. Y es que es la calle el verdadero campo de batalla, pero mientras tanto las quinielas están servidas.