Las Provincias

¿QUÉ HACE PUNSET EN C'S?

Ya puede esforzarse Fernando Giner en gestos y guiños hacia el valencianismo que ni llevando todos los años la Senyera durante la procesión cívica del 9 d'Octubre va a poder compensar la metedura de pata de su compañera de partido Carolina Punset con el «trozo de tela». Ni desmarcándose antes de que el incendio vaya a más, como hizo ayer. La eurodiputada pertenece a esa clase de políticos que lejos de apartarse para no mojarse cuando ven un charco parece que van a buscarlos, chapotean, salpican, saltan repetidas veces sobre él... y luego se extrañan cuando se miran y contemplan aterrados su ropa empapada. De los que gustan volcar su vida y sus opiniones en fotos y tuits, muy de nuestro tiempo, nada de sesudos artículos de 800 palabras, mucho mejor imágenes frescas y mensajes impactantes de 140 caracteres. Probablemente, Punset no quería decir lo que dijo en una red social, seguramente no supo explicarse y casi apostaría algo a que no pretendía menospreciar la bandera valenciana sino llamar la atención sobre un patriotismo excesivamente pendiente de los símbolos, muy superficial y poco profundo. Pero con sus antecedentes, con su enciclopédico desconocimiento de la realidad valenciana, la exportavoz parlamentaria en Les Corts (esas Corts que no sabía ni dónde estaban) debería andar con pies de plomo y evitar entrar en polémicas innecesarias que no benefician en nada a su partido. Porque una cosa es que Ciudadanos sea una formación con una ideología abierta en la que caben desde liberales y democristianos que han huido del PP hasta socialcristianos o socialdemócratas desencantados con el PSOE y otra muy distinta es que sea territorio para ecologistas de salón y versos sueltos que deberían buscar acomodo en siglas diferentes y que se sentirían más cómodos en otras latitudes. Ciudadanos nació y creció en Cataluña como firme y valiente oposición al independentismo dominante y agobiante. Por tanto, en su hoja de ruta figura casi como primer punto el rechazo a la exaltación patriótica, a los nacionalismos de todo signo. Pero esa postura -no sólo respetable sino compartida por buen número de españoles- no casa bien con faltarle el respeto a la Senyera, que sin duda es un trozo de tela, pero para muchos valencianos es algo más un trozo de tela, mucho más que un simple trozo de tela, es un símbolo, una tradición, una historia, unos recuerdos, un proyecto colectivo, una ilusión. Cada vez que habla o que cuelga algo en las redes, la eurodiputada 'valenciana' se gana adeptos, sí, pero entre los votantes de Podemos que van a seguir votando a Podemos. La pregunta que cabe hacerse a estas alturas, tras repasar su hoja de servicios política, es ¿qué hace Carolina Punset en Ciudadanos?