Las Provincias

Contra el acoso escolar

El teléfono contra el acoso escolar que se pondrá en marcha en los próximos días es la primera medida en aplicarse de un vasto plan de 70 actuaciones hecho público en enero por el Ministerio de Educación. El teléfono en cuestión, semejante al 016 contra la violencia de género, estará a cargo de psicólogos especializados y debería servir para que muchos niños y jóvenes, que durante meses o años viven mudos un infierno diario, puedan romper su silencio y a la administración educativa para realizar intervenciones inmediatas en los centros. Pero un teléfono no basta. La verdadera lucha contra el acoso deberá consistir en políticas educativas adecuadas y dotadas de los suficientes medios, con la sensibilización en todos los ámbitos, desde los profesores a los padres y los propios alumnos. Urge un registro estatal que permita hacer una radiografía veraz de esta forma de violencia, la reunión del Observatorio Estatal de Convivencia, y la elaboración del protocolo nacional contra el acoso escolar y de las guías preventivas para padres y víctimas.