Las Provincias

AQUELLOS MOROS CONVERSOS

Ante la proliferación de la fiesta de Moros y Cristianos, incorporada ya a la programación oficial del Día de la Comunitat Valenciana y también de las Fallas, se impone recordar la dolorosa expulsión en Jalance, el 24 de octubre de 1609 cuando a los moriscos se les mandaba abandonar sus casas y sus campos, la tierra que les vio nacer y cultivaban.

La campana de la iglesia les congregó para que atendieran la orden, aunque fueron muchos los sublevados en los pueblos del Valle (Ayora-Cofrentes) que se resistieron y se hicieron fuertes en la Muela de Cortes. Sufrieron lo indecible hasta que el 21 de noviembre fueron vencidos por un millar de soldados del tercio de Lombardía, más de dos mil de los tercios del reino y más de mil aventureros que englobaban las tropas cristianas. Y consta en los documentos históricos que «fue tan dramática la batalla que muchas madres, por miedo a los soldados, se arrojaron con sus hijos al río Júcar».

Los jalancinos sienten especial querencia por aquel pasado de moros falsamente conversos a la fe cristiana con tal de no dejar el pueblo; hablan de ese ayer como si no mediaran siglos y hay todavía un lamento por lo que aconteció y por las historias que en legajos y libros quedaron escritas; y que hoy son conocidas por los jóvenes gracias a investigadores como José Vicente Poveda Mora que las rescatan de las páginas amarillentas y un tanto apolilladas para ofrecerlas en volúmenes editados por el Ayuntamiento de Jalance y la Diputación de Valencia.

A destacar que Vicente Poveda Mora, historiador y cronista de Jalance, a quien enorgullece su entrega al magisterio y a la arqueología en el ámbito jalancino, es tan fiel al sentir de sus gentes que en la portada de su libro 'Historia de Jalance', si la Cruz figura arriba de la cima del Monegre, en el cielo destaca la Luna en cuarto menguante, evocación del Islam.

El recuerdo de la expulsión también queda patente en el mural de azulejos de la fuente de Los Cuatro Chorros, inaugurado en 1995, donde figura en árabe y en castellano el nombre de Jalance. Amplia panorámica que firmó Poveda Mora.