Las Provincias

BROCHE SOLIDARIO

El broche que se le ha puesto a la temporada de toros en Valencia no podía ser ni más solidario ni más torero, ni más intenso, ni más ilusionante. Durante la tarde del pasado sábado, la respuesta del toreo a la llamada del niño Adrián fue de quitarse el sombrero. Toreros, ganaderos, empresa y afición pusieron el corazón por delante de ese uso mezquino y torticero que algunos políticos están haciendo de la Tauromaquia para negarle el tremendo caudal de valores que posee.

Y es que a la acción afectiva del festejo se unió la generosidad y el esfuerzo de todos los que intervinieron directa o indirectamente. Artísticamente destacó Ginés Marín. De ahí los motivos que justifican que la ilusión de los aficionados saliera reforzada. El jovencísimo espada extremeño, impresionó por su desparpajo pero, sobre todo, por lo excelso de su toreo. Por lo preciso y ajustado a las normas de improvisar, acompañar, templar, ligar y rematar con torería, que imprime a su quehacer. Todo un descubrimiento que esperamos poder disfrutar. Pero el cierre de la temporada en Valencia ha tenido otros hitos que alimentan igualmente la ilusión. La novillada del 9 de Octubre fue un éxito ganadero. Fernando Peña, envió un encierro de excelente presentación y buen juego que hizo disfrutar a los amantes del toro. Y hubo más. Todavía anoche, en el Sporting Tenis Valencia, se celebró otro acto que viene a decir que el toreo en Valencia está vivo, fuerte y unido. Que el personal está por contribuir a todas las iniciativas que pongan el foco en la promoción de la fiesta de los toros. Con éxito de público y premiados se celebró la entrega de los primeros trofeos 'Toros con El Soro', programa de CV Radio. Unos premios creados para incentivar a los destacados de la Feria de Julio. A la llamada de Vicente, acudieron para recoger las estatuillas de bronce, los matadores, Roca Rey y David Mora; la ganadera, Aurora Algarra; los novilleros Luis David Adame y Cristian Climent, y el banderillero Raúl Martí. También hubo una mención especial para el niño Adrián. Mejor broche, imposible.