Las Provincias

Ahuyentar a los inversores

El presidente de la Confederación Empresarial Valenciana, Salvador Navarro, ha exigido al Consell seguridad jurídica y alivio en los trámites burocráticos para no ahuyentar a los inversores.

El desencadenante ha sido el rechazo oficial desde el Gobierno Valenciano al proyecto de macrocentro comercial de 'Puerto Mediterráneo' en Paterna, que se ha visto frenado tras cuatro años de tramitaciones a caballo de tres administraciones públicas esacalonadas (local, autonómica y nacional) y repartidas entre un laberinto de departamentos y competencias.

Los 46 informes favorables previos han sido finalmente tumbados por la memoria desfavorable de la Comisión de Evaluación Ambiental. También Fomento emitió un informe desfavorable por no contar con accesos adecuados. Este mismo aspecto del tráfico es uno de los motivos que desde Medio Ambiente ha motivado su rechazo, al considerar que se generaría un gran incremento de la contaminación.

Como desde la patronal se ha criticado al Consell, la consellera de Obras Públicas, María José Salvador, ha desmentido que en la decisión hayan pesado razones políticas, asegurando que únicamente han prevalecido criterios técnicos y que está garantizada la seguridad jurídica y el trámite estricto.

Cuando se habla de inversiones se destacan sobre todo grandes proyectos de compañías inversoras que llegan de fuera a crear empleo por la gracia divina. No tanto se pone el énfasis en el día a día de la gente modesta; de pequeñas empresas, de iniciativas familiares y de autónomos, que sumadas suponen un enorme tejido que sostiene de verdad el gran entramado. Sin embargo, ese sinfín de inversiones sin relumbrón también sufren a menudo frenos y complicaciones del creciente galimatías burocrático que las puede ahuyentar.