Las Provincias

El BCE da garantías

Las actas de la última reunión del BCE muestran la determinación de la institución de seguir con las medidas monetarias para estimular el crecimiento económico y el control de la inflación. Ello significa que el 'quantitative easing' (QE) o programa de compra de activos por importe de 80.000 millones de euros mensuales se mantendrá al menos hasta marzo de 2017. El consejo de gobierno también se ha manifestado partidario de mantener los bajos tipos de interés actuales. Esta confianza suplementaria aportada por el BCE no debería hacer olvidar sin embargo que la política monetaria no puede sustituir a las políticas económicas en lo que a crecimiento se refiere. Los principales miembros de la Eurozona deberían interesarse más por incrementar la inversión y el gasto público en general con el fin de dinamizar la UE, contribuir a la creación empleo y paliar la irritación social.