Las Provincias

DETRÁS DEL NOMBRE

Hace pocos días salió a la luz la verdadera identidad de Elena Ferrante. La escritora italiana que ha vendido millones de copias de sus novelas en todo el mundo, había decidido esconderse tras el pseudónimo Ferrante y permanecer en el anonimato. Sus libros, unidos al secretismo que la rodeaba, formaban la perfecta combinación del éxito y cuanto más se vendían, más crecía el enigma en torno a su figura.

Atraída por esa insólita mezcla de incógnito y popularidad, comencé a leer su novela 'Los Días del Abandono' durante mi estancia en Boston. Trata de una mujer abandonada de la noche a la mañana por su marido que, rota de dolor, comienza a perder la cabeza. Tengo que reconocer que su prosa es magistral y que lo sufrí con la misma intensidad con que lo disfruté. Me pasó con el libro lo mismo que me pasaba con el tabaco. Me encantaba, aunque en algunos momentos me hiciera sentir fatal. Es una sensación parecida a la que me provocan las pinturas negras de Goya. Extraordinarias pero no puedo mirarlas durante mucho tiempo sin verme envuelta en su profunda oscuridad y su dolor, aunque yo sepa que ese dolor también es arte.

Se había especulado en diversas ocasiones con la posibilidad de que Elena Ferrante fuese un hombre. Pero yo intuía que no. Ese dolor descrito en 'Los Días del Abandono' es lisa y llanamente dolor de mujer. Lo cierto es que la escritora había ganado mucho dinero y esa fue la pista que se siguió para dar con ella. El dinero, que a veces huele más que un cadáver de tres semanas.

En fin, parece ser que la auténtica Ferrante se llama Anita Raja, está casada con el también escritor Domenico Starnone y trabaja como traductora para una editorial italiana. Y así se desvela el secreto y se cae la leyenda.

Mi reflexión es si, en la sociedad del Gran Hermano donde hay más que tortas por hacerse famoso, era necesario desvelar la identidad de alguien que no quería evitar la fama a toda costa. Por respeto a su intimidad y también porque, detrás del nombre, muere el encanto de su misterio.